NOTICIAS

04.06.2015

Se agrava el faltante de medicamentos en farmacias por bloqueo a droguerías

Por Diario Resumen el 3 junio, 2015 Sociedad

Esta semana, se profundizaron los bloqueos en las droguerías, por un reclamo salarial de los trabajadores de Sanidad. Por esto, en muchos mostradores están apareciendo faltantes. Buscaban decretar la conciliación obligatoria.

Desde la semana pasada, los empleados de droguerías realizan bloqueos y paros en sus lugares de trabajo, en el marco de la discusión salarial de este año. El reclamo de una suba del 38 por ciento es rechazado por la patronal, lo que generó la declaración de la “alerta y movilización” por parte de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad de Argentina (FATSA).

Como parte del plan de lucha, esta semana se profundizaron los paros en las principales distribuidoras de medicamentos, lo que complica el abastecimiento normal a las farmacias, que se sienten “rehenes” de la situación. Hoy se buscaba declarar la conciliación obligatoria para intentar destrabar parcialmente el conflicto.
Desde entonces, las droguerías Del Sud, Suizo Argentina, Monroe, Disval, Asoprofarma y Cofaloza sufren bloqueos en sus plantas, que no les permiten entregar normalmente medicamentos a farmacias.

En este sentido, los trabajadores de FATSA se declararon “en alerta y movilización” y culparon a las empresas por la falta de acuerdo. En las últimas horas, las patronales ofrecieron una suba promedio del 28 por ciento, rechazada por el gremio.
“Estamos en una situación delicada. En el turno tarde no pudieron salir los camiones. Hablé con una farmacia por un tema personal y me preguntaron qué era lo que pasaba con los medicamentos que no llegaban”, afirmó el director ejecutivo de la Asociación de Distribuidores de Especialidades Medicinales (ADEM), Oscar Aulicino.

En la cadena farmacéutica, las droguerías funcionan como el agente intermediario entre los grandes laboratorios y las farmacias. Los empresarios del sector aseguran que, como “no forman precios”, su margen de rentabilidad es menor al de las empresas productoras de medicamentos, y por este motivo no pueden ofrecer más que un 28 por ciento de incremento salarial, lejos del 38 por ciento reclamado por los trabajadores.